La portavoz del gobierno español admite que tienen sospechas de que hay espías infiltrados en el gobierno. Los periodistas de la agencia Primera Plana investigan el caso.